Deficiencia de vitamina D y embarazo

Deficiencia de vitamina D y embarazo

La deficiencia de vitamina D durante el embarazo puede dar lugar a complicaciones para la madre y el feto.

La vitamina D es esencial para promover la absorción de calcio en el intestino y el mantenimiento adecuado de calcio en suero y las concentraciones de fosfato para permitir la mineralización normal del hueso.


Muy pocos alimentos en la naturaleza contienen vitamina D. La carne de pescado (como el salmón, atún y caballa) y los aceites de hígado de pescado están entre las mejores fuentes . Pequeñas cantidades de vitamina D se encuentran en la carne de hígado, queso y yema de huevo.

La deficiencia de vitamina D durante el embarazo se ha relacionado con una serie de problemas de salud graves a corto y largo plazo, incluyendo problemas de crecimiento, problemas óseos, diabetes, asma y esquizofrenia. Los bajos niveles de vitamina D en las mujeres embarazadas también pueden aumentar su riesgo de preeclampsia. La preeclampsia es una condición del embarazo que generalmente comienza con la presión arterial alta. El trastorno también puede conducir a convulsiones, insuficiencia renal o accidente cerebrovascular, y frenar el crecimiento del feto, lo que puede ser fatal para la madre y el bebé. Su causa es desconocida y no existe ningún tratamiento.

Para evaluar la relación entre la vitamina D y la preeclampsia, los investigadores han medido los niveles de vitamina D en suero en 55 mujeres embarazadas que desarrollaron preeclampsia y en 219 que no la desarrollaron. El promedio de nivel de vitamina D para las mujeres que desarrollaron preeclampsia, fue de 45,4 nmol / L en comparación con el 53,1 nmol / L en el grupo de control.

Los resultados mostraron que las mujeres que desarrollaron preeclampsia tenían concentraciones de vitamina D que fueron significativamente inferiores en el embarazo precoz en comparación con las mujeres cuyos embarazos fueron normales. A pesar de que, la deficiencia de vitamina D era común en ambos grupos, la deficiencia es más frecuente entre las mujeres que desarrollan preeclampsia. También se constató que el riesgo de preeclampsia aumentó con la disminución de los niveles de vitamina D en el embarazo temprano.

Por lo tanto, la administración de suplementos de vitamina D en el embarazo temprano pueden ser considerados como un medio seguro y eficaz para prevenir la preeclampsia y asegurar el bienestar del recién nacido.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad