Luz en el hogar

Luz en el hogar

ALGUNOS CONSEJOS PRACTICOS PARA MEJORAR LA LUZ DEL COMEDOR, SALON, HABITACIÓN - DORMITORIO, RECIBIDOR.

Salón: un error que se comete con frecuencia es resolver la luz general del salón con hileras de focos halógenos. Si ya los tiene empotrados, puede suavizar el exceso de luz instalando diferentes fases de encendido y un potenciómetro para regular la intensidad lumínica; si son orientables, diríjalos hacia las paredes. Así parecerá más amplio. Evite los contrastes bruscos entre zonas iluminadas y otras en sombra. La forma más fácil de solucionarlos es incluir alguna lámpara de sobremesa con bombilla incandescente. Es muy frecuente que la librería esté poco iluminada y oscurezca el salón. El secreto está en iluminarla de arriba abajo con apliques de pinza con pantallas en forma de cono.

Comedor: si al sentarse en la mesa de comedor, la lámpara le deslumbra, lo normal es que se deba a que no esté colgada a la altura correcta. Asegúrese de que la bombilla está a una distancia de la mesa de entre 60 y 80 cm., y que, sentada en la mesa, la bombilla no se vea.. si ya tiene el punto de luz en el comedor y no coincide con el centro de la mesa, puede solucionarlo, eligiendo una lámpara de las que penden de un cordón flexible. Así podrá colgarla en el punto de luz y trasladarla hasta el centro de la mesa. Evite las pantalla de colores fuertes, como el azul, el verde o el granate, porque tiñen el ambiente del mismo color y crean comedores poco iluminados.

Dormitorio: en el caso de que tenga instalada una lámpara de techo, puede pedirle a un electricista que anule el punto de luz del techo y resolver la luz general con una lámpara de pie. Si lo prefiere, aproveche el punto de luz cenital para instalar un ventilador. Mejorará la decoración de la habitación y le será muy útil en verano. Si suele leer en la cama, en lugar de una lámpara típica de mesita, elija un aplique tipo flexo que le permita regular la intensidad y la altura del foco de luz. Si tiene focos halógenos en el techo, diríjalos hacia las paredes, zonas de paso y armario. Si no son dirigibles, pídale al electricista que anule los que iluminan la cama.

Recibidor: si en su recibidor hay una sola fuente de luz, la sensación será de frialdad. Puede remediarlo añadiendo una lámpara de pie con pantalla o un aplique de luz incandescente. No se trata de conseguir más luz, sino de suavizar la que ya tiene. En el recibidor, si tiene una mesa o consola, coloque encima una lamparita de mesa para usarla cuando necesite firmar o rellenar algún documento mientras alguien espera. Si tiene el pasillo iluminado con focos halógenos, diríjalos hacia las paredes para evitar la sensación de túnel que normalmente provocan los pasillos largos y estrechos. De esta manera conseguirá ampliar el espacio y evitará deslumbramientos.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad