La alimentación para enfermos de Parkinson

La alimentación para enfermos de Parkinson

Comer una nutritiva y equilibrada dieta puede ser beneficiosa para todos.

Las recomendaciones para los enfermos de Parkinson es comer de forma equilibrada, agregando a la dieta un alto contenido de fibra. Maximizar la ingesta de verduras frescas. Comer hortalizas de hoja verde, semillas de sésamo, mantequilla de sésamo. También el zumo de verduras, especialmente de zanahorias, las algas marinas, las semillas de calabaza.

Tratar de comer frutas, vegetales y granos orgánicos, para reducir al mínimo su exposición a los residuos de plaguicidas.

Limitar el consumo de proteínas, no más de seis onzas por día, la mayoría deben tomarse en la cena.

Vitamina B6 (piridoxina), que se encuentra en el plátano, la carne de vacuno, pescado, hígado, harina de avena, cacahuetes, patatas, y granos enteros, interfiere con la acción de la L-dopa. Si el enfermo está tomando L-dopa, debe tomar estos alimentos con moderación.

las habas, son una fuente natural de la levodopa. Una media taza contiene 250 mg, o la misma cantidad que una píldora. Pero no debe sustituir las pastillas sin consultar primero a su médico.

Los enfermos de Parkinson suelen sufrir de estreñimiento por lo que suelen comer salvado. Sin embargo, investigaciones recientes muestran que el salvado es alto en vitamina B-6, que interfiere con la eficacia de la levodopa. Debe consultar con su médico que puede tomar en su lugar.


Los alimentos condimentados con especias calientes deben ser eliminados de la dieta, ya que son provocadores de movimientos incontrolables en las personas que sufren esta enfermedad.

Evitar el alcohol, el tabaco, la cafeína y el azúcar. Todas estas sustancias son más estimulantes del sistema nervioso.

Beba por lo menos seis a ocho 8 vasos de agua al día para ayudar a vaciar las toxinas de su cuerpo.

Pacientes de Parkinson deben prestar mucha atención a su dieta, la pérdida de peso, posiblemente causada por la persistencia de movimientos involuntarios, es un problema común.


En las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson, las personas pueden subir de peso porque son menos activos de lo que solían ser. Algunas personas pueden comer más porque se siente deprimidos por su condición médica. Por estas razones, y el efecto de diferentes tipos de alimentos en su medicación, el paciente debe controlar cuidadosamente su dieta. La proteína en su dieta, por ejemplo, afecta a la forma en que su cuerpo absorbe algunas de sus medicamentos. Por lo tanto, es posible que tenga que reducir las proteínas, como el plan.

Se ha diseñado una dieta para la proporción de carbohidratos a las proteínas y para pacientes que están tomando levodopa. Pero los investigadores discrepan en cuanto a si las proteínas deben consumirse durante todo el día o si se debe limitar a la comida de la tarde. Consulte a su médico para determinar cuál método le funciona mejor. De cualquier manera, una dieta baja en proteínas puede dar lugar a deficiencias de calcio, hierro y vitaminas del grupo B.



Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad