Complicaciones en el embarazo

Complicaciones en el embarazo

El embarazo puede aumentar el riesgo de complicaciones por la influenza, tales como la pulmonía.

La influenza (conocida como el “flu”) es una enfermedad respiratoria contagiosa causada por viruses. Puede resultar en una enfermedad severa y complicaciones amenazantes para la vida. Aproximadamente del 10 al 20 por ciento de los residentes estadounidenses se enferman a causa de la influenza cada año.
Los síntomas de la influenza incluyen fiebre (usualmente alta), dolor de cabeza, cansancio extremo, tos seca, dolor de garganta, nariz tupida o que gotea, y dolor muscular. Algunas personas, especialmente los niños, también pueden tener náuseas, vómitos y diarrea.

Los viruses que causan la influenza se propagan cuando una persona infectada tose, estornuda o habla. Los viruses se extienden en el aire y otras personas pueden inhalarlos. La influenza también se puede propagar cuando una persona toca las superficies que contienen los viruses (como la manija de una puerta) y luego se toca su nariz o boca.

El embarazo y la influenza
El embarazo puede aumentar el riesgo de complicaciones por la influenza, tales como la pulmonía. Las mujeres embarazadas son más propensas a ser hospitalizadas por las complicaciones de la influenza en comparación a mujeres no embarazadas de la misma edad. El embarazo puede cambiar el sistema inmune en la madre, al igual que puede afectar el corazón y los pulmones. Estos cambios pueden poner a la mujer embarazada en alto riesgo de complicaciones por causa de la influeza.

En Estados Unidos se espera una escasez de la vacuna contra la influenza durante el invierno 2004 al 2005, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Las mujeres embarazadas tienen prioridad en la lista de personas que deben recibir la vacuna del suministro limitado de la vacuna. Si está embarazada, haga una cita con su profesional de la salud para recibir la vacuna contra la influenza lo antes posible. La vacuna estilo rocío nasal no ha sido aprobada para las mujeres embarazadas.

Es una buena idea que los otros miembros de la familia se vacunen contra la influenza. Esto ayuda a prevenir la propagación de la enfermedad dentro de la casa.

La prevención de la influenza
Los siguientes pasos pueden ayudar a prevenir la propagación de las enfermedades respiratorias como la influenza:

* Evite el contacto cercano con personas enfermas. Cuando usted esté enferma, mantenga la distancia de otras personas para protegerlas.
* Lávese las manos. El lavar sus manos frecuentemente ayudará a protegerla de los gérmenes.
* Evite tocarse los ojos, la nariz o boca. Los gérmenes se propagan cuando una persona toca algo que los contiene y luego se toca sus ojos, nariz o boca.
* Quédese en su casa cuando esté enferma. Si es posible, no vaya al trabajo, la escuela o haga mandados cuando esté enferma. Usted ayudará a prevenir a que otros se enfermen.
* Cúbrase la boca y nariz con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude. Esto puede prevenir que las personas a su alrededor se enfermen.


Si se contagia con la influenza
Llame a su proveedor de atención médica si piensa que tiene la influenza. Descanse lo suficiente y tome bastante líquidos no alcohólicos. No use ningún medicamento sin receta para la gripe o influenza, productos a base de hierbas y suplementos dietéticos sin antes consultar a su proveedor de atención médica. El hecho de que un producto sea disponible sin receta no significa que es seguro tomarlo durante el embarazo.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad