Tendinitis

Tendinitis

La tendinitis es la inflamación de un tendón. El tendón es una pedazo de tejido fuerte y fibroso que conecta el músculo al hueso.

Hay un tendón en la extremidad de cada músculo que lo conecta a un hueso. Los tendones tienen un revestimiento muy delgado y suave que se llama el peritendón. Se denomina peritendonitis a la inflamación del peritendón.

La mayoría de las tendinitis son una inflamación leve del tendón. Cuando la inflamación es grave, puede ocurrir la deterioración de las fibras dentro del tendón. Esto provoca dolor y dificulta la participación en deportes o la actividad. Una tendinitis grave de largo plazo puede debilitar o hasta romper el tendón.

Causas
La causa de la tendinitis es el uso excesivo de una unidad músculo-tendón. Con el uso excesivo, se esfuerza demasiado el tendón. Eventualmente, el tendón no soporta el esfuerzo y comienza a formar laceraciones diminutas.

El uso excesivo puede ser consecuencia de cualquier actividad que se realice en exceso, tales como:

Practicar un deporte
Trabajos físicos
Tareas domésticas

La tendinitis puede desarrollarse en prácticamente cualquier tendón del cuerpo. Sin embargo, los siguientes tendones son más susceptibles que otros:

Aquiles
Rotadores en el hombro
Bíceps en el hombro
Tendones extensores de la muñeca, cerca del codo – en el lado externo
Tendones flexores de la muñeca, cerca del codo – en el lado interno
Tendón patelar – en la rodilla

Factores de Riesgo
Un factor de riesgo es algo que hace que sus posibilidades de contraer una enfermedad o condición aumenten.

Desequilibrio muscular
Falta de flexibilidad
Exceso de peso
Avanzo de la edad
Sexo: Femenino
Anormalidades de alineamiento de la pierna

Síntomas
Los síntomas incluyen:


Dolor, especialmente en actividad
Hinchazón local
Movimiento deficiente de las articulaciones adyacentes

Diagnóstico
El médico le preguntará sobre sus síntomas e historial médico y le realizará un chequeo físico. En especial, el médico le preguntará sobre su actividad física y sobre la ubicación del dolor.

Las pruebas podrán incluir:

Rayos X – para buscar depósitos de calcio en el tendón, los que son una señal segura de tendinitis, aunque en la mayoría de los casos no se encuentran presentes

IRM – para confirmar el diagnóstico y visualizar la extensión del daño al tendón (más probable cuando los síntomas continúan a pesar del tratamiento)

Tratamiento
El tratamiento depende de:


Gravedad de los síntomas
De qué tendón se trata
Duración de los síntomas

El tratamiento podrá incluir:

Descanso para el tendón afectado
Medicamentos antiinflamatorios
Hielo después de una actividad
Precalentamiento del área afectada antes de la actividad
Yeso o tablilla para inmovilizar el área afectada
Inyección de cortisona dentro del revestimiento del tendón
Soporte de contrafuerza en el tendón dolorido
Ortótica para zapatos para los problemas de alineamiento del pie
Alongamiento suave del tendón
Fortalecimiento del músculo en cuestión
Cirugía

Prevención
Para prevenir la tendinitis:


Trabaje gradualmente hasta estar en forma para una nueva actividad.

Al aumentar la duración e intensidad de las actividades, hágalo gradualmente.

Si tiene un tendón que ha tenido problemas, alongue el tendón gradualmente.

Fortalezca el músculo conectado al tendón.

Si siente dolor, no lo ignore. El tratamiento prematuro puede evitar que el problema se vuelva grave.

Aprenda a interrumpir una actividad si se siente cansado(a) o si no está acostumbrado(a) a dicha actividad.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2023 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad