Cuidados dermatológicos en la etapa del embarazo

Cuidados dermatológicos en la etapa del embarazo

Aunque no a todas las madres gestantes sucede, algunas veces durante la etapa del embarazo aparecen molestas manchas en la piel o en el rostro que afectan la estética de la mujer. Aquí te damos algunos apuntes para hacerles frente.

Definitivamente el embarazo es una etapa de grandes cambios. La nueva criatura que crece en el vientre necesita nutrirse y desarrollarse por lo que el cuerpo de la madre debe prepararse física y biológicamente para brindarle todo lo necesario.

Uno de los grandes cambios sucede en las hormonas, éstas se alteran, favoreciendo la aparición de manchas. Para ello, se recomienda el uso de productos, cremas y lociones que combatan o regulan la producción de la Melanina, sustancia que da color a nuestra piel, y así hacer frente a las incontroladas hormonas.

Si con estos productos realizas una rutina constante y disciplinada, harás muy probable que en caso de que aparezcan manchas, se difuminen después del parto. Si no aparecen, ¡perfecto!, el tratamiento también es muy eficaz para prevenir su aparición.

Como punto fundamental deberás saber que la piel también estará muy sensible a los rayos solares, por tal razón y para prevenirlas lo mejor por hacer es usar un excelente bloqueador solar de amplio espectro, no salgas de casa sin aplicarlo en tu piel, y desde luego, evita someterla a los rayos del sol de manera prolongada. Recuerda que las horas en que nuestra piel necesita más protección solar debido a la intensidad de los rayos están entre las 10 de la mañana o dos horas antes del medio día, y 3 de la tarde o 3 horas después del medio día.

También es probable que en algunas madres después del parto y durante la lactancia aparezcan unas manchas. Para ello te aconsejamos adoptar una rutina de despigmentación. Servirá para acelerar el proceso.

Con estas sencillas rutinas podrás conservar a tu piel libre y protegida contra manchas propias de esta formidable etapa. De tus cuidados estéticos depende que tu cuerpo reciba los menores estragos posibles.

Consentirte y preocuparte por ti misma ayudará a relajarte y conservar tu ánimo y autoestima muy arriba. Además, hará que seas una mamita capaz distribuir su tiempo entre disfrutar su maternidad al máximo y cuidarse con dedicación. La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y a la vez uno de los más sensibles y susceptibles a cambios en el ambiente, así como a cambios internos.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad