Las infusiones

Las infusiones

En el sabor de una infusión puede influir desde el estado de conservación de la planta, hasta su forma de cocción o el tipo de agua empleada.

Unos cuantos trucos nos permitirán disfrutar al máximo de las infusiones .

· Para conservar bien las infusiones es necesario guardarlas dentro de un envase hermético, en un lugar fresco y seco.

· Cuanto más "insípida" sea el agua, menos va a influir en el sabor de la infusión. También de las características del agua depende el color final.

· Ponga a calentar agua. Es mejor cogerla del grifo de agua fría porque tendrá más oxígeno que si se coje del grifo de agua caliente, lo cual influirá en el color y sabor de la infusión.

· La tetera es preferible que sea de porcelana. Conviene que esté caliente antes de preparar en ella la infusión, por eso se recomienda echar agua muy caliente en su interior y después vaciarla.

· La dosis de infusión puede depender de los gustos personales, pero lo habitual es echar una cucharadita rasa o una bolsita por taza.

· Luego hay que añadir agua a punto de hervir. No conviene que esté hirviendo porque con la cocción, entre otras cosas, se altera el sabor de la infusión.

· Al final hay que dejar que la mezcla repose tapada en la tetera unos minutos: de 3 a 5. ¡Y listo! A degustar la infusión.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad