Adiós al estrés

Adiós al estrés

La cotidianeidad nos envuelve en un circulo vicioso difícil de escarpar, el cual se inscribe bajo el marco del estrés producido por los problemas laborales, familiares, etc. Ante ello una recomendación saludable es modificar la rutina, para así eliminar las energías negativas y tener una excelente salud física y mental.

La vida cotidiana, el trabajo, la carga familiar, entre otros aspectos constituyen el principal factor para producir estrés. En la mayoría de los casos este padecimiento surge debido a la falta de organización de los elementos antes referidos. Siendo este malestar post – moderno la génesis de otros padecimientos y/o enfermedades que nos engloba en un círculo de dolencias y frustraciones. El estrés es un estado transversal que traspasa tanto el nivel físico y emocional.

Para alejar el estrés de nuestras vidas, se debe considerar en primer lugar , cuál es el motivo de éste, es decir se debe delimitar su origen. Si fuera el caso, que el estrés se origina por causa de negatividad o malas vibras como comúnmente se suele denominar, en ese caso la solución más pronta consiste en modificar la rutina diaria, cambiar los hábitos, los cuales permitirán tener una vida sana, emanando energías positivas.

El cambio de rutina fortalecerá nuestro ánimo, para empezar es importante tener un buen sueño de por lo menos ocho horas diarias. Al despertar se deben abrir las cortinas de par en par, levantar los brazos y estirar completamente el cuerpo simulando un baño de luz y energía matutina.

Luego de tomar una ducha, se debe limpiar el cuerpo interiormente; para ello se recomienda ingerir un vaso con agua tibia y limón, líquido que permite un mejor funcionamiento digestivo.

Realizar una rutina al aire libre de ejercicios, o caminatas cortas o prolongadas: inmediatamente tomar una ducha con agua fría y enseguida ingerir un desayuno a base de alimentos con alto índice de fibra, así como ingerir jugos de frutas en especial cítricos. Evitando consumir en grandes cantidades.


Se debe planificar la cantidad de alimentos a ingerir en el día. Deben ser un total de cuatro a cinco veces durante la jornada. En plena gestión laboral, se debe buscar un espacio libre y realizar ejercicios de relajación a través de la respiración.

Saliendo del trabajo, se debe tratar de disipar las tensiones laborales y apenas llegar a casa se debe caminar descalzo, luego tomar otra ducha, para despejar el cuerpo de toxinas, proceder a masajear tanto los pies como el cuello. Luego acostarse y tratar de conciliar el sueño por el tiempo ya establecido.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad