Parto inducido.

Parto inducido.

El parto inducido tiene ventajas y desventajas que debemos conocer y analizar.

El parto inducido es una práctica médica que produce el parto de manera artificial, mediante la aplicación de algunos medicamentos que tienen por finalidad estimular las contracciones y tener un parto vaginal.

Cuando se ha logrado una inducción exitosa, el trabajo de parto es idéntico a un parto normal. No es ni más, ni menos doloroso.

La inducción puede ser de forma natural o con medicamentos. La forma más común es provocar artificialmente el rompimiento de las membranas, esto ocasiona que el parto empiece casi de inmediato.

Y la inducción con medicamentos, consiste en la administración de Oxitocina, que es una hormona encargada de producir dilatación cervical y contracciones uterinas.

Es necesario inducir el parto en los siguientes casos:

Cuando se cumplen las 42 semanas de gestación y la mujer no siente síntomas de alumbramiento.

Si tiene presión alta y está en riesgo su salud.

Existe una infección a la matriz que puede ser contagiada al bebé.

Cuando se rompen las membranas, es lo que se llama comúnmente “rotura de la fuente”, por este motivo empieza a perder líquido amniótico y constituye riesgo de enfermarse tanto la madre y su hijo. Existe un 10% de mujeres que sufren la rotura de la fuente antes del tiempo del parto y no presentan contracciones, en este caso es indispensable y urgente la inducción.

Problemas de salud que empeoran en la gestación, como la diabetes, presión alta, complicaciones cardiacas, entre otros.

Cuando se descubre que el feto presenta alguna malformación o enfermedad que impida continuar con el embarazo.


Controversia:


La decisión de una inducción no es sencilla, existen voces a favor y otras en contra de esta práctica médica, incluso algunos opinan que en caso de riesgo, debe optarse por una cesárea porque la consideran más segura.

Se estima que muchos niños nacidos con partos inducidos pueden tener problemas de salud.

Se debería inducir un parto cuando el bebé está “a término” , es decir cuando ha cumplido con las semanas exactas de su gestación, sin embargo no siempre es posible determinar con exactitud la fecha que fue concebido.

Se conocen casos de madres que no están seguras del tiempo de su embarazo porque sus menstruaciones son irregulares; entonces inducir un parto antes de tiempo solo ocasionará un parto prematuro.


Informarse:


Si está próxima a dar a luz, y es informada que su parto será inducido, de inmediato debe informarse para despejar todas su dudas.

Te recomendamos tener en cuenta lo siguiente:

La inducción es recomendable cuando se han cumplido las semanas completas de gestación y no empieza la labor de parto, si tienes menos tiempo, debes preguntar por qué razones te recomienda una inducción.

Es indispensable conocer con lujo de detalles si tu embarazo está en riesgo, si existe peligro para ti y/o para tu bebé.

Si es posible esperar a culminar las semanas de gestación antes de pensar en una inducción.

¿Será mejor someterse a un parto por cesárea?

Te recomendamos:

Te recomendamos llevar el control de tu embarazo de forma responsable y calcular con ayuda de tu médico, la fecha probable de parto, tomando como referencia el último periodo menstrual. Si no fuera posible, no apresurarse a tomar alguna decisión sobre el momento del parto, siempre esperar un diagnóstico seguro.

No te calles las dudas, es mejor preguntar las veces que sea necesario para estar segura si es conveniente un parto inducido.

Informarte sobre los riesgos y beneficios.

Cuida tu embarazo con responsabilidad y amor hacia ti y hacia tu bebé. Suerte!!


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2017 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad