Prevenir el cáncer de mama

Prevenir el cáncer de mama

El cáncer de mama es una de las patologías que más afecta a las mujeres en el mundo. Solamente con prevención y con un examen constante de tacto y mamografía se puede evitar terribles desenlaces.

El cáncer de mama se produce cuando crece de manera anormal de las células que conforman el tejido de los senos. La mama está conformada por una serie lóbulos o glándulas, que se encargan de distribuir la leche materna, cuando la mujer alumbra a un bebe.

Es en esta región que pueden aparecer un engrosamiento extraño de los tejidos que forman el seno, los cuales en su mayoría, se convierten en cáncer.

Muchas mujeres tienen tumoraciones benignas, que no son cancerosas llamados quistes, los cuales son pequeñas bolsas llenas de líquido. Los fibrosis generada por los quistes no es alarmante, simplemente se debe retirar el liquido.

En cuanto a los tumores malignos existen varias clases en relación a la zona donde se presente. Las tumoraciones se expanden, por medio de los vasos sanguíneos, los que produce la proliferación de células cancerígenas.

Entre los tipos de cáncer de mama, que son más estudiados por las ciencias médicas se encuentran:

El carcinoma ductal tiene su origen en los ductos del seno o mamarios. En la mayoría de los casos no se produce metástasis, y son fáciles de extirpar, siempre en cuando se detecten a tiempo. El examen que detecta estos tumores es la mamografía.

El carcinoma ductal invasivo es aquel que se origina en los conductos de la mama, pero llega a traspasar hasta llegar al tejido adiposo, para finalmente extender por varias partes del cuerpo.

El carcinoma lobular como su nombre lo señala este tumor se aloja en el lóbulo, no se considera peligroso, pero si una alerta, pues este carcinoma puede generar una tumoración aún peor, en el caso que no se trate en su debido momento.
El carcinoma inflamatorio, es un tumor que se presenta en rarísimos casos se, se complica rápidamente y suele ser intratable, con un final mortal.

Es muy importante que cada mes la mujer se practique un examen de tacto, después de tres días de concluido el periodo menstrual. Las mujeres mayores de 40 años debe por lo menos hacerse una mamografía por lo menos dos veces al año. Solamente, con la prevención se puede evitar desenlaces funestos.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad