Ejercicios durante el embarazo

Ejercicios durante el embarazo

Algunas mujeres tienen la creencia que durante el embarazo no se deben realizar actividades físicas; sin embargo, en la actualidad se sabe que el único medio que posibilita que el cuerpo se adecúe a la evolución del feto y que el parto sea menos doloroso, es el ejercicio físico.

Existe un mito entre algunas mujeres gestantes, la cuales piensan que durante esta bella etapa, la mujer no debe realizar ningún tipo de actividad física, pues ello puede afectar, en cierta manera al futuro bebé. Sin embargo, es un error, ya que los ejercicios físicos traen muchos beneficios a la mujer gestante, tales como mejorar la postura, mantener el peso ideal, evitar posibles dolores musculares, entre otros.

El médico que sigue el embarazo recomendará a la futura mamá que asista semanalmente a clases de psicoprofilaxis; sin embargo, no todas las mujeres pueden ir. Desde la comodidad del hogar, las mujeres gestantes, pueden realizar ejercicios físicos durante los seis primeros meses.

A continuación algunos de ellos:

Para que el bebé tenga mayor espacio y la futura mamá pueda respirar mejor el siguiente ejercicio es altamente recomendable.

- La embarazada debe estar de pie con las piernas separadas, la distancia entre ambas debe ser de cincuenta centímetros aproximadamente; las rodillas deben estar semi flexionadas, levantar el brazo derecho y luego el izquierdo, durante dos minutos como máximo. Con este ejercicio no solo se logra abrir la caja torácica para que el feto se aloje mejor durante su desarrollo, sino que además se evita malestares comunes de esta etapa como la falta de aire y dolores en el tórax.

- La embarazada debe estar de pie, con una postura recta desde las piernas hasta la espalda, colocar las manos en la cintura flexionando los brazos; levantar lentamente los talones del suelo y mantenerlos en el aire alrededor de dos segundos. Realizar tres series de quince. Con esta actividad se logra mejorar la circulación de las extremidades inferiores, evitando los calambres.

Ejercicio para relajar tanto al cintura como la columna: la mujer gestante debe estar echada boca arriba sobre una base cómoda; flexionar las rodillas hasta la altura del pecho, luego cogerlas con las manos. Empezar a balancearse hacia ambos extremos laterales, sin tocar el suelo, tratando de mantener la espalda pegada en la base. Realizar esta actividad durante dos minutos como mínimo.

La futura mamá no debe dejar de realizar actividades físicas, salvo que el médico lo determine, puesto que de esta manera se genera una suerte de dominio y preparación corporal para que durante la evolución fetal no se presente algún tipo problemas; así como para tener un parto menos doloroso.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2017 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad