Masajes para bebes y niños

Masajes para bebes y niños

A los niños inquietos les permite volver a estar en sí cuando son masajeados con este aceite, que los tranquiliza y vuelven a sentirse literalmente dentro de sus límites.

La delicada piel de un bebé es un espejo de cómo se siente el niño. Un bebé que se siente bien tiene una piel tibia y con buena circulación. Una piel irregular y manchada, en cambio, muestra que la armonía está debilitada. Como padres podemos tratar de dosificar de alguna manera, los estímulos externos, sigue los pasos para realizarle a tu bebe un masaje rico y qur le haga sentirse más relajado:

- Presión: Pon los dedos sobre los párpados y masajéate suavemente los ojos. Este es el nivel de presión que debes imprimir al cuerpo de tu bebé. En las áreas pequeñas utiliza las yemas de los dedos para acariciar, y en las áreas más grandes la palma de la mano para masajear. Los movimientos deben ser siempre lentos para evitar alarmar a tu bebé.

- Aceite: Evita los aceites a base de nuez. El aceite de semilla de uva u otros aceites fácilmente absorbibles, que no sean demasiado grasos para la piel del bebé, son ideales. La loción para bebés también puede servir.

¿Dónde masajear?

Cara:
Suavemente, con la yema de los dedos, acaricia hacia arriba a través de las mejillas, la frente, y alrededor de la base del cuello. Usando movimientos circulares alrededor de la boca, masajea suavemente hacia arriba alrededor de los ojos, los párpados, la nariz y las orejas. Acaricia con suavidad la parte posterior del cuello con movimientos descendentes hacia los hombros.

Brazos:
Forma un anillo con tu dedos y tu pulgar alrededor del brazo de tu bebé. Comienza en la axila y desciende lentamente por cada brazo. En la muñeca puedes cambiar y deslizar las yemas de tus dedos por la palma de su mano.
Piernas: Acaricia lentamente cada pierna con toda tu mano y masajea ascendiendo. Flexiona sus rodillas y presiona sus muslos con cuidado contra el cuerpo. Masajea los pies de tu bebé empezando por los dedos y luego presiona cuidadosamente el pie con movimientos circulares hacia los talones. ¡Esto puede aliviar los dolores estomacales del bebé!

Cuerpo:
Usa movimientos circulares, en el sentido de las agujas del reloj, para masajear el abdomen, comenzando justo debajo de las costillas. (Ten cuidado si lo haces después de una comida). Evita los genitales. Pon tu bebé cuidadosamente boca arriba.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad