Sudoración excesiva

Sudoración excesiva

La sudoración excesiva, también denominada hiperhidrosis, puede afectar la totalidad del cuerpo, aunque suele restringirse a las palmas de las manos, las plantas de los pies, las axilas y, o la zona de la ingle.

Pero en ocasiones, el mecanismo complejo de perspiración se altera, resultando en una perspiración excesiva (hiperhidrosis) o en poca o ninguna perspiración (anidrosis). Sudar excesivamente puede ser embarazoso y algunas veces es síntoma de problemas serios de salud.

Las áreas que producen sudoración excesiva suelen tener color rosa o blanco aunque, en casos graves, puede ocurrir que se agrieten y descamen o que se vuelvan blandas (en especial, en los pies).
Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

Las causas de la hiperhidrosis pueden ser:

• Bebidas calientes y bebidas que contienen cafeína o alcohol.
• Drogas que causan sudoración excesiva, incluyendo algunos medicamentos anti-sicóticos. La sobredosis de analgésicos como la aspirina y el acetaminofén (Tylenol® y sus genéricos) también pueden provocar sudoración excesiva.
• Mujeres en la etapa de menopausia
• Hipoglicemia (disminución de los niveles de azúcar)
• Fiebre
• Hipertiroidismo
• Ataque al corazón
• Tuberculosis
• Malaria

Las causas de la anhidrosis pueden ser:

• Medicamentos anti-sicóticos que se utilizan en el tratamiento para condiciones mentales serias
• Displasia ectodermal hipohidrótica (HED) (desórdenes congénitos de las glándulas sudoríparas)
• Neuropatía autonómica (Desorden que afecta los nervios que ayudan a controlar y regular los órganos internos, glándulas sudoríparas y presión arterial)
• Infecciones
• Quemaduras
• Deshidratación.

Estas condiciones pueden provocar
ciertas complicaciones, entre éstas:


• Infecciones por hongos en las uñas.
• Pie de atleta.
• Picor en la ingle
• Infecciones bacterianas y verrugas
• Erupción por calor

Autocuidado:

• Báñate diariamente
• Seca tus pies después de bañarte
• Escoge zapatos y medias hechas con material natural (algodón)
• Ventila tus pies
• Cambia de medias y ropa interior a menudo
• Utiliza ropa de fibra natural (algodón)
• Aplícate desodorante antisperspirantes por las noches
• Practica técnicas de relajación
• Observa una dieta saludable

Alternativas para prevenir la deshidratación,
calor excesivo y "heatstroke":


• Toma suficiente agua
• Utiliza ropa adecuada
• Utiliza un sombrero, bloqueador solar o o protección solar


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2022 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad