El Apéndice

El Apéndice

Una investigación estadounidense atribuye al apéndice la función de recuperar la flora bacteriana tras una enfermedad.

El apéndice es un órgano cuya función, hoy en día, es objeto de controversia en el campo de la fisiología. Son muchas las teorías que giran alrededor de su 'ocupación' en el organismo: desde una función linfática, hormonal o, incluso, neuromuscular. No obstante, y pese a que la mayoría de científicos, hasta ahora, estaban de acuerdo en que su función era irrelevante y no iba más allá de un vestigio de la evolución, recientemente un grupo de investigadores estadounidenses de la Universidad de Duke parece contradecirlo.

Las enfermedades del apéndice ocupan un lugar destacado en la práctica quirúrgica: la apendicitis es la enfermedad abdominal más frecuente que trata el cirujano. Cuando el apéndice, situado en el intestino grueso, se inflama hay que extirparlo ya que la situación, de agravarse, podría terminar en peritonitis, una inflamación aguda de la membrana que limita la pared del abdomen y recubre los órganos abdominales. Recientemente, un grupo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Duke, en EE.UU. ha apuntado cuál sería la función de este órgano: un refugio bacteriano.

Los autores aseguran en el trabajo, publicado en 'Journal of Theoretical Biology', que su función básica es la producción y protección de los diferentes microorganismos que forman la flora bacteriana de nuestro intestino. Según esta conclusión, después de una enfermedad que implique destrucción de las bacterias beneficiosas que habitan en nuestro sistema digestivo, el apéndice permitiría recuperar su funcionabilidad.

Reserva bacteriana
Los expertos, coordinados por William Parker, insisten que esta afirmación no tiene razón de ser en los países desarrollados porque existen varias maneras de recuperar la flora, sea mediante una alimentación adecuada o con suplementos alimenticios. No ocurriría así en otras partes del mundo, incluyendo el subcontinente indio, Sureste Asiático, Latinoamérica y África Subsahariana, donde enfermedades como el cólera aún son comunes y hay escasez de medios en este sentido. También señalan que si el apéndice se inflama conviene seguir el tratamiento convencional y extirparlo, aunque posiblemente determine la aparición de algunas enfermedades en el futuro.


Parker, en el artículo, señala que la alta incidencia de apendicitis en los países desarrollados está relacionada con la obsesión por la limpieza y la excesiva higiene que han contribuido a que el sistema inmunológico sea 'perezoso' y que reaccione ante sustancias que hace años eran completamente inocuas. De hecho, científicos de importantes laboratorios y centros de investigación, ya hace tiempo que advierten de que es imprescindible estar en contacto con bacterias en la infancia para que el sistema inmunológico genere anticuerpos.

Una limpieza demasiado abundanteUna limpieza demasiado abundante debilita el sistema inmunológico y favorece la aparición de dermatitis, alergias o crisis asmáticas por reacción excesiva de las defensas contra irritantes menores. «Un sistema inmune sobrerreactivo podría desencadenar la inflamación intestinal asociada con la apendicitis», puntualiza el investigador.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2022 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad