Los primeros pasos de tu hijo

Los primeros pasos de tu hijo

Aprender a respetar los tiempos de nuestros hijos es muy importante tanto en sus primeros años como para el resto de su vida.

A algunos padres les gusta alardear de su niño diciendo que ha sido el primero en hacer ésto o aquello, cosa que no tiene ningún sentido, ya que por eso nuestros hijos no son mejores que los demás. Es preferible que un niño tarde un poco más en andar que otro que vuelva a usar pañales porque no estaba preparado para dejarlos.

No apresuréis a vuestros hijos a que den cinco pasos inseguros cuando solo están capacitados para dar uno y tambaleando, es preferible la seguridad a la rapidez.

Dejad a vuestros hijos que tarde o temprano irán haciendo las cosas que les corresponden a su etapa evolutiva, respetad sus propios tiempos.

A medida que va creciendo, aproximadamente entre los 6 y los 9 meses puede sentarse y gatear, esto le permite ver el mundo de otra manera, desde otro ángulo más enriquecedor. Además cuenta con la habilidad de poder acercarse por si solo a los objetos que desee. Por esta razón se divertirá con los juguetes que caminen o se desplacen como también aquellos que pueda golpear, apretar y tirar al suelo haciendo mucho ruido. Las pelotas, los cochitos, los muñecos a cuerda y los cubos apilables son los ideales en esta etapa.

Alrededor de los 9 a los 12 meses los movimientos del bebé son muchos más controlados, puede ubicar sus dedos en forma de pinza logrando así un mayor control de su mano permitiéndole agarrar objetos más pequeños y soltarlos voluntariamente.


Además su desarrollo cognitivo es mayor, lo divertirá y se interesará mucho por los juegos de poner y sacar, y aquellos que imitan los objetos que utilizan los grandes como ser los teléfonos de juguete con sonidos. Los aros que se colocan en un tubo central, los cubos que se insertan uno dentro del otro son también ideales en esta etapa. Es importante que siempre controles que sean seguros, minimizando los riesgos de accidentes.

Entre los 12 y los 18 meses es posible que haya dado sus primeros pasos y si aún no lo hizo próximamente lo hará. Es importante que le brindes un lugar seguro donde pueda jugar y explorar sin limitaciones sin tener la necesidad de estar controlándolo constantemente a que se golpee o rompa algo.

Debido a las habilidades físicas que sigue desarrollando día a día, se sentirá muy atraído por los juegos apilables, que le permitirán conocer acerca de las formas y los tamaños, los juegos con sorpresa que ayudan a la coordinación manos-ojos y también a descubrir el concepto de las causas y efectos de las cosas: cuando hago esto (oprimir) sucede esta cosa (salta).

Llamarán su atención los libros de cuentos, sentirá placer por las narraciones apelando a toda su imaginación.

También comenzará con sus primeros garabatos, un hermoso signo de su creatividad. Colores y hojas en mano aunque muchas veces utilizará otras superficies.

Los bloques de plástico que se encajan unos en otros ofrecen una mayor coordinación pues encajarles exige una enorme precisión y fuerza.
Verás como pronto utilizará su imaginación para construir casas, castillos, etc.

Entre los 18 y los 24 meses aproximadamente tu hijo será cada vez más independiente, la coordinación al caminar está cada vez más desarrollada, incluso vas a poder ver como puede correr en determinados momentos. Es por ello que los juegos con pelota le resultarán muy interesantes y divertidos, podrá tirarla, patearla e incluso jugar con toda la familia.
Los juegos al aire libre, jugar en la arena, trabajar con plastilina, actividades musicales, todo esto mantendrá a tu hijo divertido y entretenido.
Jugar con autos, trenes y muñecos le va a brindar a tu hijo muchas oportunidades para desarrollar toda su imaginación.


Patrocinados
Disfruta de tu cuerpo y luce más guapa con quierete.com. Un año más ofreciendote el mejor contenido.
Copyright © 2003-2018 Quierete.com. Todos los derechos reservados.

contacto - datos identificativos - aviso legal - publicidad